España

17-04-12 8

Javier Parra 

Se dice que los obreros “no tienen Patria”, y a tenor de lo sucedido con la petrolera YPF nacionalizada por Argentina y la posterior reacción “patriótica” del Gobierno español saliendo en defensa de Repsol – al tiempo que recorta y machaca a las clases populares en España – la afirmación parece totalmente cierta.

Sin embargo, hubo un tiempo en que el pueblo español – sus obreros – sí tenían Patria, cierto que una Patria sin fronteras que era mucho más que un trapo, un himno o un crucifijo, que es al fin y al cabo a lo que ha quedado reducida esta España de charanga y pandereta.

Hubo un tiempo en que de todos los pueblos y de todas las razas, vinieron a nosotros como hermanos nuestros, como hijos de la España inmortal, y en los días más duros de nuestra guerra, cuando la capital de la República Española se hallaba amenazada, miles de personas de todo el mundo contribuyeron a salvarla con su entusiasmo combativo y su heroísmo y espíritu de sacrificio.  Hombres de distinto color, de ideología diferente, de religiones antagónicas, pero amando todos ellos profundamente la libertad y la justicia, vinieron a ofrecerse a nosotros, incondicionalmente.

Estas palabras son de Dolores cuando despedía a quienes lo dieron todo “ su juventud o su madurez ; su ciencia o su experiencia ; su sangre y su vida ; sus esperanzas y sus anhelos…Y nada nos pedían”.

Hubo un tiempo en que el pueblo español sí tenía Patria; la de la Humanidad. La que salió de la oscuridad de principios de siglo para alumbrar al mundo y que siguió viva – aunque en el exilio –  hasta que una vez muerto el dictador se le dio el tiro de gracia y se la enterró en cal viva para que nunca más viviese. La España de Picasso, de Alberti, de Lorca. La que dibujase Miguel Hernández: “Asturianos de braveza,  los vascos de piedra blindada,  valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extremeños de centeno,  gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería, señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de la hierba mala, yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas”.

Hubo un tiempo en que decir España sonaba más a canto de gorrión que a taconazo militar, pero el canto se ahogó con un pacto de silencio durante la Transición de la dictadura a la desmemoria, y se hizo olvidar al pueblo español aquella otra Patria que sí era suya y que no era de curas, terratenientes, militares y grandes empresarios. La nueva y desmemoriada España del postfranquismo seguía siendo un grito marcial, una bandera sin color y una marcha militar que millones de personas nunca reconocieron como suya y que hoy se intenta levantar de nuevo como un arma en manos de los vendepatrias para defender a los poderosos y seguir alimentándose de la sangre, la vida y las aspiraciones del pueblo.

Por eso, si hay una pesadilla que puede atormentar a los miserables que hoy asolan nuestras vidas es que el pueblo se lance a recuperar la Patria que un día fue pero ya no es, la Patria del amor a la Humanidad, de la paz, del progreso, de los pueblos, de la cultura, de la República.

Y es que hay para quienes ser patriota es defender un trapo, un himno o una cruz. Pero esa España cabe en un cajón, la nuestra no tiene ni fronteras.

 

 

Quizás le interese

Dimitir es un barbarismo

Dimitir es un barbarismo que significa que un cargo público (o privado) que ha cometido un acto que atenta contra la ética, la eficacia o la justicia, deja su puesto...
LEER MÁS

Medio millón de cubanos en peligro

Alberto Buitre ¿Qué pudieras hacer si tuvieras todos los números de celular de un país determinado?, ¿pudieras enviar grandes cantidades de mensajes de texto sin que el gobierno lo supiera?”...
LEER MÁS

Pulso de Fuerzas

Por: Juan Pablo Crespo La relación entre EE UU y Rusia-China es oscilante, a veces aliados que se necesitan, otras tantas ocasiones incómodos rivales en el tablero geopolítico global. Sin embargo,...
LEER MÁS

8 comentarios

  • ESPAÑA SERA MI PATRIA, UNICAMENTE EL GLORIOS DIA EN QUE, EL SUPOSITORIO QUE FRANQUITO EN FORMA DE BOBON MOS METIO A LOS ESPAÑOLES, SEA SOLO UNA PESADILLA EN UNA LARGA NOCHE TERRORIFICA Y VUELVAN A ONDEAR OTRA VEZ AL CIELO LAS BANDERAS REPUBLICANAS DE LIBERTAD , IGUALDAD Y FRATERNIDAD.

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 22 Thumb down 3

  • Muy bonito. Ahora tengo un poco de “amor por la patria”, cosa que no he sentido nunca, hasta que empezó el movimiento 15M.
    Salud y República

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 19 Thumb down 1

  • AMIGOS VEAN EN RAFAPAL LA BIOGRAFIA NO AUTORIZADA DEL REY. PONE LOS PELOS COMO ESCARPAIS

    Debate caliente, ¿tú que piensas? Thumb up 5 Thumb down 3

  • España se compone de muchas “patrias”, si queremos que el concepto “patria” tenga algún significado que no sea meramente ficticio, creado como tal concepto para ilusionarnos con una relación de pertenencia de rango superior a nosotros mismos y con la trampa que consiste en que el se hace cargo y es el depositario del concepto, es o puede ser, según convenga, la monarquía, el gobierno, la cúpula militar o cualquier entidad que pueda “legislar” que si no “sentimos, defendemos, nos emocionamos o estamos al servicio con cuerpo y pertenencias” de ese concepto ficticio, nos pueden condenar por no seguir a algo que no existe.
    Bravo por el artículo Javier Parra, y por la mención a la poesía de Miguel Hernández que especifica tantas “patrias” casi como hombres, pueblos, profesiones y costumbres puedan existir. Por eso el concepto patria debería ser la humanidad.

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 18 Thumb down 4

  • La patria de uno es la solidaridad, la amistad, donde sientes que participas de un proyecto colectivo con un objetivo común, no unas fronteras cerradas donde los nacidos quedan condenados a aceptar la versión oficial. Paradójicamente, España es un país patriotero y los gobernantes se encargan de fomentarlo, pero se ponen a proteger por ese concepto a corporaciones que no conocen de enraizamiento y que beben y expolian aquí y allá. El capital no conoce fronteras, prefiere sortearlas y destruirlas para su beneficio.

    http://casaquerida.com/2012/04/17/si-no-quieres-petroleo-toma-dos-barriles/

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 7 Thumb down 1

  • Maximilien Robespierre

    “La democracia es un Estado en el que el pueblo soberano, guiado por leyes que son de obra suya, “actúa por sí mismo siempre que le es posible”, y por sus delegados cuando no puede obrar por sí mismo.

    Es, pues, en los principios del gobierno democrático donde debéis buscar las reglas de vuestra conducta política.

    Pero para fundar y consolidar entre nosotros la democracia, para llegar al reinado apacible de las leyes constitucionales, es preciso terminar la guerra de la libertad contra la tiranía y atravesar con éxito las tormentas de la Revolución; tal es el fin del sistema revolucionario que habéis organizado.”

    “Se puede abandonar a una patria dichosa y triunfante. Pero amenazada, destrozada y oprimida no se le deja nunca; se le salva o se muere por ella.”

    “¿Hasta cuándo el furor de los déspotas será llamado justicia y la justicia del pueblo, barbarie o rebelión?”

    “Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para el pueblo el más sagrado e indispensable de los deberes.”

    “El rey debe morir para que el país pueda vivir.”

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 6 Thumb down 1

  • Patria y proletariado:

    La burocracia berlinesa, antes de Bismarck ya trabajaba tenazmente en esa dirección.

    Estos prusianos: “Trabajaban en silencio en una obra práctica de considerable alcance: eran los funcionarios de Berlín, los representantes de esa burocracia cuya inteligencia admiraba Hegel y cuyo éxito alabó Ricardo Cobden. Uno de ellos, Motz, había inaugurado en 1829 las pacientes negociaciones que hicieron caer una a una las barreras aduaneras tan molestas para el comercio y la industria de Prusia y de los países vecinos. Fue una obra difícil e ingrata: como ha dicho un historiador, “nada se parece menos a un gran movimiento nacional que esos interminables y sospechosos regateos, esas áridas discusiones financieras, en las que los Estados secundarios trataban de vender lo más caro posible su adhesión al sistema prusiano”.
    Felices de renunciar al heroísmo, los burócratas prusianos podían decir en 1829 con el burgomaestre de Magdeburgo: “Sin valernos de la espada, ese tratado dá por fin a nuestro país un lugar en Alemania y por consiguiente también en Europa” .

    En efecto, el “Zollverein” nacía en 1833; pero la circulación de las mercancías por el mercado unificado no lograría constituir por sí sola la nación alemana. ¡Habría que valerse de la espada, de todos modos!
    Que este factor dinástico, persiguiendo fines puramente militares, realizase al fin y al cabo la tarea histórica de otra clase social, fue reconocido por Marx y Engels:

    no era la primera vez y no sería la última que un proceso histórico se realizase por medios reaccionarios y por una clase íntimamente hostil a ese progreso. Como dice Mannheim: “La camarilla militar constituía el núcleo del cuerpo social alemán.

    Esto a su vez se relaciona con la situación geográfica, en especial la de Prusia, entre dos países enemigos, lo cual llevó de un modo natural a la formación de un Estado militar” ..

    muy imp:

    La unidad nacional alemana, en definitiva, abría un ancho campo para la concentración e individualización política y sindical del proletariado alemán: “Para los obreros, todo lo que centralice a la burguesía es por supuesto favorable”, comentaba Marx .

    Imp:

    Por su parte, Engels juzgaba que este proceso había caído como un regalo “en manos de la burguesía. Pero no sabe dominar, es impotente e incapaz de hacer nada. Lo único que sabe hacer es vomitar furia contra los obreros en cuanto éstos se ponen en movimiento” ..

    5. Cuestión social y cuestión nacional
    Sin embargo, esa guerra había sido desencadenada por una deliberada provocación de Bismarck, al falsificar el famoso telegrama de Ems .. Pero la provocación de Bismarck, ignorada por Engels en ese momento, no alteraba el significado histórico de esa guerra, del mismo modo que Engels no se engañaba con respecto al canciller prusiano que había proclamado ante la Europa estupefacta su decisión de consumar la unidad alemana “por el hierro y por la sangre”.

    Muy imp:

    Los miembros de la I Internacional, por su parte, no entendían mucho la cuestión nacional alemana, sobre todo aquéllos que pertenecían a naciones ya constituídas.

    Marx comenta irónicamente en una carta a Engels, del 20 de junio de 1866, los incidentes de una reunión a la cual había asistido en Londres sobre la guerra austro-prusiana:

    “Los representantes de la “joven Francia” (los obreros, subrayado de Marx) se vinieron con el anuncio de que todas las nacionalidades y aún las naciones eran “prejuicios anticuados”. Stirnerismo proudhonizado. Todo debe disolverse en pequeños “grupos” o “comunas” que a su vez formarán una “asociación” pero no un Estado… Los ingleses se rieron mucho cuando empecé diciendo que nuestro amigo Lafargue, etc., que había terminado con las nacionalidades, nos había hablado en “francés”, esto es, en un idioma que no comprendían las nueve décimas partes del auditorio. También sugerí que por negación de las nacionalidades él parecía entender, muy inconscientemente, su absorción en la nación francesa modelo” ..

    El representante de la pequeña burguesía, Proudhon, oponía la “cuestión social” a la “cuestión nacional”, ignorando su interrelación y anticipándose en un siglo a muchos “cipayos de izquierda” en América Latina.

    Te gusta o no te gusta Thumb up 0 Thumb down 1

  • Arriba los pobres del mundo
    en pie los esclavos sin pan
    alcémonos todos al grito
    viva La Internacional

    Removamos todas las trabas
    que oprimen al proletario
    cambiemos al mundo de base
    hundiendo al imperio burgués.

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos
    por la internacional

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos con valor
    por la internacional

    El dia que el triunfo alcancemos
    ni esclavos ni dueños habrá
    los odios que al mundo envenenan
    al punto se extinguirán.

    El hombre del hombre es hermano
    derechos iguales tendrán
    la Tierra será el paraíso,
    patria de la Humanidad.

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos
    por la internacional

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos con valor
    por la internacional

    El dia que el triunfo alcancemos
    ni esclavos ni dueños habrá
    los odios que al mundo envenenan
    al punto se extinguirán.

    El hombre del hombre es hermano
    derechos iguales tendrán
    la Tierra será el paraíso,
    patria de la Humanidad.

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos
    por la internacional

    Agrupémonos todos
    en la lucha final
    y se alzan los pueblos con valor
    por la internacional

    MI ÚNICA PATRIA, ES EL PLANETA TIERRA NO UN CACHO DE TIERRA.
    ESPAÑA NO ES MI PATRIA.

    Muy valorado. Gusta o no gusta: Thumb up 7 Thumb down 2

Deja un comentario